Buscando soluciones a la falta de oferta de suelo industrial

Los últimos estudios públicos sobre la situación de los polígonos de Málaga data de 2006, por lo que
la consultora Avant Group prepara un ambicioso documento en el que se pretenden actualizar todos
sus datos, diagnosticar y localizar las carencias a fin de ofrecer soluciones a los inversores

Han pasado diez años y poco se ha avanzado.
Los estudios y guías de polígonos y parques industriales de entonces ya avisaban de que había
poco espacio para polígonos y, dos lustros después, el problema sigue creciendo.
Apenas hay suelo industrial y las naves disponibles no cumplen las expectativas de los posibles inversores.
Ese es el panorama que dibujan los industriales malagueños cuando se les pregunta por sus posibilidades
de crecimiento. Muchos de estos interesados, según relatan, provienen de capital extranjero y se
marchan ante la imposibilidad de encontrar un lugar donde desarrollar su proyecto empresarial.
No es un problema baladí. Al dejar escapar estas inversiones se va la riqueza, el desarrollo y
también empleo, ese que tanta falta sigue haciendo.
Con el ánimo de diagnosticar las carencias precisas que padecen nuestros parques empresariales y,
sobre todo, de encontrar soluciones a este problema al que se enfrenta nuestro tejido industrial,
la consultoría malagueña Avant Group ya trabaja en un estudio que dibuje el panorama real del suelo industrial
en el término municipal de Málaga.
“Los últimos estudios públicos del asunto datan del año 2006 y, ya entonces, había problemasen este sentido”,
indica el director de la consultora, Julio Gutiérrez.
De hecho, los datos que arrojan los estudios son hasta dispares. Por un lado, un análisis de la situación y tendencias del
espacio industrial de Málaga incluido en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) ya decía que de los casi diez mi-
llones de metros cuadrados de suelo industria existente, 8,6 millones de metros cuadrados estaban ocupados.
Llama la atención que los sucesivos estudios, uno hecho por la Diputación de Málaga y otro por la Confederación de
Empresarios de Málaga (CEM) (ambos de 2006) tengan datos dispares en este sentido, pero, en cualquier caso, avalan la
proporción del citado documento del Consistorio malacitano, confirmando la práctica inexistencia de un lugar donde poder
erigir un proyecto indusrial en nuestra ciudad.
“Los datos son dispares y en muchos casos incompletos. Por eso, nos hemos propuesto hacer un diagnóstico definitivo
de todas las zonas industriales de Málaga, primero, para actualizar lo que ya había y que está desfasado, y, en segundo
término, ofrecer una fotografía exacta de cómo están los polígonos. De esa forma, los empresarios sabremos a qué atenernos,
las administraciones actuar allá donde sea necesario y ofrecer, al fin, Málaga como un lugar ideal donde invertir”,
explicó el también presidente de la Federación Andaluza de Polígonos (FEPOAN).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *