El 92% del suelo industrial de Málaga ya está edificado

El estudio de Avant Group Medios sobre del uso del suelo industrial certifica el agotamiento de espacios donde desarrollar nuevos proyectos. Además, en torno al 80% de los terrenos potencialmente industriales tienen serias dificultades para llegar a serlo por motivos burocráticos o económicos

Era una percepción bastante fiable y una queja recurrente en los empresarios de los polígonos, pero ahora podemos decir que es una realidad cuantificable. Málaga tiene su suelo industrial prácticamente agotado y el que se ha previsto para este mismo fin en los planes urbanísticos vigentes, difícilmente se desarrollará, al menos, a corto plazo.
Esas, al menos, son las dos principales conclusiones que se pueden extraer del estudio de suelo industrial en la capital realizado por la consultora Avatn Group Medios.


Por un lado, dicho documento asegura que el 91,74% del suelo industrial que Málaga posee está edificado, o lo que es lo mismo casi ocho de los 8,5 millones de metros cuadrados.
El suelo industrial malagueño se reparte en 32 polígonos que suman un total de 4.291 naves o instalaciones reservadas a uso industrial. La inmensa mayoría de ellas están dedicadas a almacenaje o a pequeños talleres, siendo la más poblada el polígono Guadalhorce.
La segunda reflexión más reseñable tiene que ver con el suelo urbanizable sectorizado, es decir, aquellos terrenos reservados a uso industrial y que aún están pendientes de desarrollar. En este sentido, lo positivo es que el actual Plan General de Ordenación Urbana recoge algo más de siete millones de metros cuadrados de esta tipología de suelo. Sin embargo, la realidad es que más del 80% de estas parcelas -unos 5,5 millones de metros cuadrados- tienen muy difícil que algún día alberguen un nuevo proyecto industrial, ya sea por la densidad de la burocracia que acarrearía o por motivos económicos.
En resumen: apenas queda suelo y, el que podría acabar siéndolo, tiene muy pocos visos de que lo acabe siendo a corto plazo.
Ahondando en otra serie de cuestiones en las que se detiene este estudio elaborado por el geógrafo, José Francisco Cabello, cabe destacar que los polígonos menos masificados son el Haza de la Cruz, con sólo un 36,42% de sus parcelas edificadas; el Valdicio, con un 62,14% de su suelo edificado; y el Huerta del Correo, con poco más del 65% ocupado con naves y locales industriales.
Por el contrario, trece de los 32 polígonos que se reparten por la capital tienen el 100% de sus espacios construidos y 24, en total y contando con los anteriormente citados, superan el 90% de su territorio edificado.
Así pues, el referido estudio deja a las claras, en su primera fase, la situación de carencia absoluta de suelo industrial en la capital así como la carestía del mismo. En un segundo estadio, Avant Group pretende diagnosticar las carencias y situación general de los 32 polígonos malagueños.

 

This article has 3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.