El Colegio de Ingenieros cataloga el suelo industrial andaluz para atraer inversión

Fuente: Málaga Hoy

 

Andalucía tiene un déficit industrial pero no de oferta de suelos para que haya inversiones en ese sector. Así lo pone de manifiesto una herramienta digital que ha creado el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental y que permite desde ya acceder a un catálogo digital del suelo industrial andaluz.

Ante la pasividad de la Administración, que no ha acometido la tarea de centralizar la oferta de suelo industrial en una herramienta digital, los ingenieros industriales se han decidido a hacer el trabajo –y financiarlo sin ayuda pública con unos 50.000 euros– y usando la potencialidad de Google Maps, ha creado este catálogo digital, ya visible en www.sueloindustrial.eu.

“Había que analizar el suelo industrial de Andalucía y, como nadie lo hacía, nos decidimos a hacerlo nosotros”, explica Aurelio Azaña, decano del Colegio de Ingenieros Industriales.

El trabajo ha durado año y medio y está culminando ahora su primera fase. Desde hoy está ya disponible al para todo el público, con un completo catálogo que está centrado en los parques y polígonos empresariales que tienen una extensión de al menos 300.000 metros cuadrados de suelo. Esta primera fase se completará en septiembre, “cuando incorporemos no sólo la localización y las infraestructuras relevantes para las inversiones industriales, sino también la disponibilidad de suelo en cada una de esas ubicaciones”, afirma Raúl Mir, responsable del desarrollo del catálogo industrial realizado por los ingenieros.

EN UNA PRIMERA FASE, EL CATÁLOGO MUESTRA LOS DATOS DE LOS POLÍGONOS DE 300.000 METROS CUADRADOS

En esta primera fase del catálogo hecho público desde hoy, la herramienta diseñada desde el Colegio de Ingenieros ubica más de 90 millones de metros cuadrados, distribuidos entre los más de cien parques o polígonos industriales que tienen esa extensión de al menos 300.000 metros cuadrados.

“El objetivo es ayudar a industrializar Andalucía”, recalca el decano que está convenido que esta herramienta digital puede servir “para atraer inversión”, dado que permitiría a las empresas que estén barajando instalarse en el sur de España ver “dónde encajaría mejor su inversión, dependiendo de las características que busque”, agrega Azaña.

El trabajo ha sido complejo –tres personas han estado dedicados a ello durante año y medio– y abarca los 800 municipios de Andalucía, que tiene programada una segunda fase que incluya también todos los polígonos industriales a partir de 100.000 metros cuadrados de extensión. Esta segunda fase se desarrollará en los próximos meses y estaría disponible a finales de 2019.

Para la tarea de elaboración del catálogo, el Colegio se ha dirigido a gran parte de los municipios para pedir datos que adjuntar, pero el responsable de la herramienta lamenta que “pocos son los que han respondido”.

“Hemos querido usar una herramienta digital muy conocida y que tiene acceso público y global”, señalan desde el Colegio, que admite que la iniciativa sí se le ha presentado a la Junta de Andalucía y no renuncia a que la Administración acabe participando.

“Al anterior Gobierno del PSOE, cuando empezamos a trabajar en el proyecto, le pareció muy interesante, pero nos dijeron que no tenían presupuesto”, confiesa Azaña, que reafirma que  esa falta de apoyo público no frenó su interés por hacer posible esta herramienta.

Al Gobierno del cambio también se la ha expuesto esta iniciativa de la sociedad civil, y según reconocen, la consejería con competencias en Industria, la de Hacienda, mostró interés sin concretar ninguna acción más.

“Nosotros no renunciamos a que este trabajo sea potenciado desde la Administración pública, para conseguir el objetivo común de que Andalucía tenga más industrias”, confiesa el decano Azaña.

Ciertamente, como él mismo destaca, Andalucía tiene un peso bajo del sectorindustrial: representa apenas el 13% del PIB, incluyendo la producción de energía, frente a un peso del 75% del  sector servicios.

El decano de los ingenieros recuerda además que “las comunidades donde el peso de la industria es mucho mayor son las que tienen una tasa de paro más reducida”. Dicho de otra forma, promocionar la industrialización de industrias en Andalucía tendría un claro efecto positivo en el objetivo de disminuir una tasa de paro que alcanza el 21,08% según la última Encuesta de Población Activa (EPA) disponible, correspondiente al primer trimestre de 2019.

Desde el colegio creen que es necesario que la Administración pública promueva más suelo industrial y avance en adoptar figuras como la concesión administrativa para facilitar la instalación de industria reduciendo los costes de los potenciales inversores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.