El proyecto para levantar pisos en la EMT se enfrenta a dos demandas judiciales.

Los recursos ante el TSJA han sido presentados por el Colegio de Médicos y la Asociación de Empresarios del Polígono de San Rafael.

emtEl proyecto del Ayuntamiento para llevar a cabo una operación urbanística de regeneración de los suelos que actualmente ocupan las sedes de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) y del área de Servicios Operativos en El Duende, mediante la construcción de un nuevo barrio de 963 viviendas (803 de protección oficial), bautizado como ‘Manzana Verde’, se ha topado en los tribunales con dos recursos judiciales presentados por el Colegio de Médicos, que tiene su sede junto a las cocheras de la EMT, y por la Asociación de Empresarios del Polígono de San Rafael. Según ha podido conocer este periódico, los recursos no se centran tanto en la ordenación en sí de la mencionada actuación residencial, como en los efectos que tiene para los suelos situados al este, hacia la avenida de Juan XXIII, y que forman parte de la misma pieza, dentro del Plan General de Ordenación Urbanística.

En concreto, vienen a denunciar que los parámetros urbanísticos fijados por el Ayuntamiento para el desarrollo de la Manzana Verde le permiten apropiarse de derechos edificatorios en la zona del polígono de San Rafael, lo que complica todavía más si cabe la operación dibujada en el Plan General para trasladar las industrias y empresas existentes en este ámbito mediante la venta de las parcelas para la construcción de bloques de viviendas. Es decir, los propietarios de la zona perderían, en favor del Consistorio, derechos constructivos con los que poder negociar y financiar el traslado de sus negocios. Asimismo, critican que los cálculos realizados por la Gerencia Municipal de Urbanismo otorgan un valor a los suelos de la Manzana Verde que serviría como referencia para su entorno más inmediato e implicaría una pérdida patrimonial para los empresarios, lo que complicaría todavía más la viabilidad económica del traslado del polígono, según sostienen.

En el caso del Colegio de Médicos, no está previsto su traslado a otra parte de la ciudad, pero el plan urbanístico ya aprobado de forma definitiva para la Manzana Verde le implica una pérdida de valor a su parcela, según indicaron fuentes consultadas. Además, el colegio, asesorado por el abogado Manuel Jiménez Baras, del despacho Ius Urbis, ha denunciado que el plan de la Manzana Verde prevé, aunque no lo incluye en su ámbito, la prolongación del eje de la calle Bodegueros hacia el oeste, lo que supondrá la ocupación de terrenos de la actual entrada a la sede colegial, dejándola bastante reducida respecto a su configuración actual. Por ello, solicitaron al Ayuntamiento que esta prolongación viaria se desplace hacia el sur.

Reducción de la entrada

Desde el colegio apuntaron que la entidad no se opone al proyecto de la Manzana Verde como tal, pero sí a los efectos perjudiciales que conlleva para sus suelos adyacentes. «Hay que tener en cuenta que aquí celebramos eventos en los que participan cientos de médicos y nos parece incluso peligroso que dejen reducida la entrada a una acera común», dijeron.

Todas estas críticas ya fueron transmitidas a Urbanismo por el Colegio de Médicos y los empresarios de San Rafael durante la fase de exposición pública del proyecto, pero fueron rechazadas por el Ayuntamiento. De ahí que el asunto haya terminado finalmente con dos recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Según fuentes municipales consultadas, en principio no parece que esta situación pueda paralizar la tramitación del proyecto de la Manzana Verde, pendiente actualmente de la convocatoria de un concurso de arquitectura para definir sus diferentes partes. No obstante, admitieron la posibilidad de que el tribunal dicte un auto de suspensión de la operación urbanística hasta que haya una sentencia firme al respecto, aunque esta opción no es muy común.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *