Villa Rosa: la joya industrial que nunca termina de brillar

El Polígono Industrial Villa Rosa se encuentra emplazado en el kilómetro 239 de la avenida de Velázquez, antigua carretera de Cádiz, próximo al aeropuerto de Málaga. Junto al polígono Villa Rosa, de promotor particular, se encuentran otros polígonos como son “Polígono Km.239 Ctra. N-340” y “Polígono Mi Málaga”, los cuales son uniones de naves contiguas al Villa Rosa, aunque para las cifras globales que exponemos también están incluidos estos.

El que nos ocupa comenzó a construirse alrededor de 1975 y en la actualidad se dedica, mayoritariamente, a empresas que trabajan con automóviles y autobuses discrecionales y a talleres de reparación de vehículos.
Recientemente se ha ejecutado la planificación que el PGOU recogía en 1997, con muchos años de retraso y que no ha contentado a diversos colectivos, tanto por los propios usuarios del polígono como a colectivos de transportistas.
El polígono abarca una superficie aproximada de 507.041 m2 estando ocupado el 92,96 % de la extensión.

En cuanto al tamaño de las naves construidas y ocupadas del Villa Rosa, la media del tamaño de las naves se sitúa alrededor de los 550 metros cuadrados. Así, el mayor porcentaje corresponde a las naves que ocupan entre 400 y 600 m2, con un 39 %, seguidas de las que abarcan una superficie oscilante entre los 600 y 800 m2, con un 22 %.

En cuanto a los sectores de actividad hay que indicar que la actividad predominante es la de la industria, destacando la de hormigón y derivados del cemento, con un 31,3 %. Las empresas dedicadas al comercio, sobre todo alquiler de autobuses discrecionales y al alquiler y venta de automóviles destacan con un 25,4 %; estas empresas se sitúan en el polígono buscando grandes espacios para la instalación y exposición del género.

El siguiente sector en importancia es el servicios, con un 20,9 %; la mayor parte de estas empresas son de alquiler de automóviles sin conductor. El sector de los talleres de reparación de vehículos así como los comercios de accesorios y recambios de artículos para los vehículos ocupa el 17,9 % del total. Para finalizar, las empresas dedicadas a la construcción con solo el 4,5%.

Pasando a la seguridad, el polígono únicamente cuenta con la vigilancia de los servicios de la policía local de Málaga los cuales realizan las guardias usuales establecidas. La Comunidad de Propietarios, al contrario de lo que ocurre en los restantes polígonos de Málaga, no tiene contratado ningún otro servicio aparte de los indicados anteriormente,.
En lo que respecta al servicio de limpieza el polígono se vale de los trabajos de la empresa pública LIMASA la cual acude en días alternos. Para el mantenimiento diario de las calles y de las pocas zonas verdes que existen la Comunidad de Propietarios tiene un personal específico que efectúa este tipo de trabajos.

En cuanto al régimen de tenencia hay que indicar que las naves en un 70 % se encuentran en régimen de propiedad y el 30 % restante en alquiler. A propósito de este tema, hay que señalar que en todo el polígono existe una gran demanda, tanto de compra como el alquiler.

Pasando a la descripción de la tipología morfológica del polígono, se referirán, por un lado los viales y por otro las naves.

En cuanto a las vías de comunicación dentro del polígono se pueden diferenciar dos tipos, las principales y las secundarias.


Como vía principal dentro del polígono se encuentra la avenida Villa Rosa. Esta es la vía principal de entrada y salida del polígono; mide 685 metros de longitud y 9,5 de anchura. Sus aceras, de tres metros cada una, se encuentran a los dos lados de la calzada. En cuanto a su circulación, hay que indicar que es doble con un carril para cada sentido.

Por otro lado las calles secundarías, son de longitud variable y se encuentran cruzadas por la avenida principal. Son bastante anchas, entre los nueve y diez metros con aceras a los dos lados de aproximadamente un metro. Su circulación es doble con solo un carril.

En cuanto a la morfología de las naves, hay que indicar que estas se encuentran adosadas unas a otras, no encontrando ninguna aislada. Son naves amplias y con grandes portones, sobre todo las de las empresas de alquiler de autobuses y automóviles. En general son naves antiguas, no poseen zonas para la carga y descarga de mercancías y tampoco espacio para zonas verdes. La Comunidad de Propietarios ha promovido recientemente una campaña de adecentamiento y renovación de las fachadas de las naves lo cual ha mejorado su imagen.

Acerca de la superficie vacante dentro del polígono hay que advertir que en la actualidad no existen apenas parcelas vacantes y mucho menos naves, ya sea para compra o para alquiler.

Por otra parte y en relación con el estado de las infraestructuras, hay que indicar que en cuanto al pavimento de las vías de circulación en la avenida Villa Rosa se encuentran en buen estado, merced al lavado de cara recientemente, el resto de las vías no se encuentran en tan buenas condiciones. De hecho, tienen grandes deficiencias, lo cual produce problemas de atascos y de suciedad en el polígono.

En lo relativo al saneamiento indicar que este no se encuentra en muy buen estado ya que el polígono se suele inundar con cualquier episodio lluvioso. El abastecimiento agua del polígono, se lleva a cabo por los servicios del ayuntamiento mediante la empresa pública EMASA.

La iluminación de los viales es instalada y mantenida por la Comunidad de Propietarios así como el pago de su uso.
Las zonas verdes son prácticamente inexistentes relegándose a algunos árboles plantados en la avenida Villa Rosa. No se observan zonas destinadas o que se pudiesen utilizar para este fin.

En lo que respecta a empresas de servicio público, en el polígono Villa Rosa se puede encontrar bares-cafeterías, restaurante y gasolinera.

En otro orden de cosas y en relación con los accesos, al Villa Rosa se puede entrar por la carretera de Cádiz (N-340), a través de la avenida principal del polígono y por una vía interior desde la autovía de la Ronda Oeste, por el pasaje Villa Rosa. La primera de estas entradas, la de la N-340, se encuentran en buen estado, sin embargo, la conexión desde la autovía es muy deficiente ya que no se encuentra asfaltada ni hay proyecto de mejora. La llegada al polígono en transporte público, se puede hacer mediante las líneas de autobuses que llegan y parten hacia la costa con una frecuencia menor a los diez minutos y también con dos líneas de autobuses de la EMTSAM, la 10 y la 19 con una frecuencia de 20 a 25 minutos.

En cuanto a la ocupación de los viales por los vehículos, en el polígono Villa Rosa se pueden encontrar normalmente los mismos problemas que en el resto de los polígonos descritos, es decir, coches estacionados en doble fila lo cual dificulta el tránsito regular de la circulación, problema de aparcamiento, ya que no existe espacio reservado para ello y problemas con las prácticas de carga y descarga de mercancías por los grandes camiones y otros vehículos que se realizan en plena calle provocando grandes atascos en el interior del polígono.

Para finalizar, y referente al aspecto sensitivo e imagen del polígono Industrial Villa Rosa hay que señalar que éste se encuentra ocupado casi totalmente pero su estado de salud no es el idóneo puesto que no cuenta con buenas infraestructuras de comunicación y está bastante olvidado por las autoridades competentes y aun necesitan más ayuda para adecentar y situar en unas buenas condiciones a este polígono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *