Inundable es todo

esde las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales ininterrumpidas del año 1989, el polígono Guadalhorce no ha parado de sufrir inundaciones cada vez que en la provincia de Málaga llueve más de la cuenta, un año tras otro. No se trata de un hecho aislado.

El mapa de riesgo de inundación de la Junta de Andalucía indica que el Polígono Guadalhorce es una de las zonas más inundables de Málaga. Sin embargo, la Administración andaluza y el Estado no han hecho la mitad de las actuaciones que tenían previstas.

 

Hasta aquí, puede parecer que el problema solo aparece cuando lo hacen también las lluvias. Pero la realidad es que la inundabilidad provoca a su vez otra problemática como es la inseguridad que genera en los empresarios a la hora de adquirir una nave.

A su vez, el mismo problema padece el propietario de una nave que pretende vender o alquilar un inmueble expuesto a este riesgo.

Empresarios y trabajadores del parque empresarial señalan las razones por las que sufren numerosos desperfectos cada vez que llueve: el inexistente mantenimiento de los arroyos, de los saneamientos, de los sistemas de evacuación de aguas pluviales y la falta de determinación pública a la hora de llevar a cabo las inacabadas obras de encauzamiento del río Guadalhorce.
Mejorando la evacuación del río, ya se vería solucionado gran parte del problema.

Pero, de nuevo, la realidad es que la declaración de inundabilidad sigue frenando cualquier operación urbanística, ya no solo en el polígono Guadalhorce, sino también en Santa Teresa, Villa
Rosa, Santa Bárbara, Azucarera, La Huertecilla y Santa Cruz.

En los últimos años lo poco que se ha llevado a cabo ha sido la instalación de tuberías en varios tramos del canal secundario en el lado izquierdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.