El puente de La Azucarera no deja ver

Siguen sin desarrollar el encauzamiento del Guadalhorce

Un año más, los polígonos malagueños que circundan el río Guadalhorce, seguirán teniendo encima la espada de Damocles de la inundabilidad. Tampoco parece que 2018 sea el año de las famosas medidas correctoras que proporcionarán seguridad a los miles de trabajadores y empresas que se instalan en estos centros de trabajo. Habrá que volver a esperar que no llueva más de la cuenta.

Desde su fundación, este periódico viene denunciando que es el principal problema de la Málaga industrial. Ahora es el recién nombrado decano de los Ingenieros Técnicos malagueños, José Zayas, quien ha metido el dedo en la llaga y, en un contundente titular que recogen los compañeros de Málaga Hoy resume: “A Málaga le cuesta mucho dinero la inundabilidad”.
Y es cierto. ¿Cuántas empresas, pequeñas, medianas, grandes, locales o internacionales se han ido aburridas por el tedio de la burocracia y los estudios técnicos inamovibles de la inundabilidad? Sin embargo, se equivoca, a juicio de esta publicación, que se quede sólo en el puente de La Azucarera como causa de este problema.

Hablando del puente, resulta sonrojante el cinismo que ha exhibido el PSOE con este asunto. Reclaman que el Gobierno actúe, cuando la Junta de Andalucía -que gobiernan desde hace 40 años- es políticamente responsable del estudio de inundabilidad y el Gobierno de Felipe González no hizo nada durante los peores años.
Que el puente no nos deje ver que hay muchos kilómetros de río en los que actuar aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *