San Luis: un polígono pionero y referente casi al 100% de su ocupación

El Polígono Industrial San Luis, se encuentra situado al sur del polígono El Viso, en la avenida José Ortega y Gasset y unido al polígono industrial La Estrella, limitando al sur con calle Paquiro.

Su construcción comenzó en el año 1978, siendo la promoción del polígono llevada por un particular. Fue el último de los polígonos de la primera ola de aparición de estos espacios industriales. La extensión actual del polígono San Luis es de aproximadamente unos 600.000 m2, y su porcentaje de ocupación de un 96,1%.

El número total de empresas instaladas es de 470 empresas, que se distribuyen por todo el territorio del polígono no existiendo ningún área sin cubrir.
La media del tamaño de las naves construidas se establece en una extensión de 400 m2. Así, los mayores porcentajes se sitúan en los intervalos de naves de 200 a 400 m2 con un 43,2% y las de entre 400 y 600 m2 con un valor del 23%. Las naves de mayor amplitud principalmente están dedicadas a suministros de automoción, hostelería y alimentación.

 

 

Las actividades que realizan las empresas instaladas en el polígono son las enfocadas al comercio, ya sea mayoristas o minoristas. Predominan entre las empresas mayoristas las del sector alimentario y de muebles, y entre el comercio minorista la venta de vehículos y de mobiliario de todo tipo. Esta actividad ocupa un 56,3% del total. La industria sostiene un 18,1 %, subrayando la textil, carpintería y artes gráficas. Otro sector importante es el de los servicios con un 14,3%. Es destacable el número de empresas empleadas en la mensajería, reparto a domicilio y las actividades financieras. Las empresas dedicadas a la reparación ocupan un 7% y las de construcción un 4,3%.

En los últimos tiempos a estas actividades se le han unido actividades de ocio, con la implantación de empresas dedicadas mundo del espectáculo y eventos musicales.

La mayor dinamicidad del espacio tratado se encuentra en las calles principales, Orotava y París, puesto que en ellas se encuentran el mayor número de las empresas comerciales. No obstante, se observa un gran dinamismo en todo el polígono. El polígono dispone de vigilancia de servicios privados contratados por la Comunidad de Propietarios así como los mínimos que ofrece el servicio público de la policía local. Muchos empresarios han optado por la instalación de alarmas o la contratación de vigilantes privados para sus naves.

Actualmente la limpieza y el mantenimiento corre a cargo de los servicios privados de la Comunidad de Propietarios. Únicamente se sirven de las prestaciones de la empresa pública LIMASA para la recogida de basura de los contenedores tres veces por semana, lo que resulta insuficiente y provoca problemas de cuidado y limpieza en el polígono. Por esta razón han pedido a dicha empresa pública que amplíe el periodo de recogida para que se pudiera realizar a diario.

 

 

Las parcelas que se encuentran actualmente sin edificar ocupan un total de 23.653 m2, o lo que es lo mismo, el 5,2 % del total de la superficie del polígono.
La calle de la Orotava es una de las principales del polígono. Es la calle con mayor longitud, cuenta con 1.650 metros y su anchura es de 12 metros.

La calle París, paralela a la anterior, mantiene unas características parecidas a la anteriormente descrita. Su longitud es menor, unos 900 metros. La anchura de la calle es de 12 metros y posee aceras a los dos lados de la calzada de 2,5 metros cada una. Posee una gran rotonda en su intersección con la calle VeraCruz. El sentido de esta calle es doble con un carril para cada uno de los sentidos.

Estas dos calles, Orotava y París son las vías principales de entrada al polígono puesto que ambas desembocan en la avenida José Ortega y Gasset y son vías de entrada al polígono La Estrella.
La calle principal que atraviesa el polígono de este a oeste, es la calle VeraCruz, la cual posee unos 560 metros de longitud y cuenta con una anchura de 32 metros. Posee una mediana de 15 metros en la que se ubica el parking de 300 plazas del polígono. La calle Veracruz tiene doble sentido de circulación y dos carriles para cada sentido.
Las calles interiores, tienen una longitud variable. Su anchura es de 8,5 metros con aceras a los dos lados de la calzada de aproximadamente 2 metros cada una. No cuentan con medianas y suelen ser de doble sentido; sin embargo la ocupación de los carriles por vehículos en doble fila hace que no sean efectivos los dos carriles, produciéndose numerosos atascos y retenciones.
Continuando con la morfología, en lo que a la construcción y aspecto de las naves se refiere, lo más común, dentro del polígono, son naves adosadas tanto lateralmente como por su parte final o trasera y de una sola planta. Suelen contar con un gran portón como entrada y alguna ventana en el frontal.

También existen en el polígono otras naves con distintas características debido a la utilización de estas como establecimientos comerciales, algunas de ellas tienen grandes escaparates expositores para sus mercancías. Otro aspecto a señalar es que la mayoría de las naves no poseen un recinto destinado a la carga y descarga de mercancías por lo que esta se suele efectuar en plena calle.

Las parcelas más importantes que quedan vacías se encuentran repartidas en las siguientes calles y tienen una extensión de unos de 4.000 m2 en la zona de calle VeraCruz, otros 6.000 m2 en el tramo inicial de calle París, así como varias diseminadas por el resto del polígono industrial.
Pasando al estado de las infraestructuras se han analizado varios aspectos: el pavimento, el saneamiento, el agua y la iluminación.

 

 

El pavimento de las vías de circulación es mantenido y reparado por la Comunidad de Propietarios. Dicho pavimento en la actualidad se encuentra en un estado de conservación bastante aceptable. En este aspecto, el del pavimento, el ayuntamiento de la capital no tiene ninguna competencia.

En lo relativo al saneamiento y al abastecimiento agua del polígono, éste se lleva a cabo por los servicios del ayuntamiento mediante la empresa pública EMASA con una prestación regular del mismo.
En cuanto a la iluminación del polígono, esta es abonada por el ayuntamiento a la empresa de electricidad Sevillana. El mantenimiento de focos y farolas corre a cargo de la Comunidad de Propietarios.
Acerca de las zonas verdes existentes en el polígono, hay que señalar que estas son abundantes y se encuentran muy bien cuidadas. Sus cuidados son realizados por el equipo de mantenimiento de la Comunidad de Propietarios.

En relación con las vías de acceso, al polígono a San Luis se puede llegar a través la avenida José Ortega y Gasset al norte del polígono y por la calle Paquiro, la cual actúa como prolongación del Camino San Rafael. Estas vías tienen problemas de atascos en las horas punta debido a que son líneas comunes de acceso de otros polígonos como El Viso, Alameda o polígono de la Ronda Exterior.
En cuanto a la llegada al polígono en transporte público, ésta se puede realizar mediante la línea número 24 de los autobuses de la EMTSAM o por la línea Málaga-Campanillas de Autobuses Olmedo con una frecuencia temporal de 25 a 30 minutos aproximadamente.

Acerca de la ocupación de los viales por los vehículos tanto particulares como de mercancías hay que indicar que el gran volumen de llegada de vehículos particulares al polígono ha desembocado en el hecho de que existiesen grandes problemas de aparcamiento, por lo que se construyó un espacio de parking público en la mediana de la calle VeraCruz en el cual se pueden estacionar hasta 300 turismos, solventando de algún modo este problema común en todos los polígonos. Sin embargo, y aún con las plazas del parking, se siguen sucediendo bastantes atascos en las calles del polígono debido, en la mayoría de los casos, a los vehículos aparcados en doble fila.

Por otro lado, las prácticas de carga y descarga de mercancías por los grandes camiones y otros vehículos pesados se realizan en plena calle, no existiendo espacio reservado para ello en cada nave.
Para finalizar, en lo concerniente al aspecto sensitivo del polígono San Luis, hay que apuntar que este se encuentra, actualmente, completo puesto que prácticamente el total de su espacio está ocupado por empresas que dan una gran vitalidad a este polígono. La Comunidad de Propietarios realiza una labor de mantenimiento y cuidados de infraestructuras, zonas verdes y espacios bastante apreciable lo que hace que el polígono San Luis sea uno de los espacios industriales de Málaga más actualizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.