Investigación y desarrollo, también en la industria

En el último número de Poligononet recordábamos en nuestra sección ‘Por recordar que no quede’ cómo en el año 1993 el primitivo Consorcio de Polígonos Industriales de Málaga firmaba un rompedor acuerdo con la Universidad de Málaga para promover la colaboración entre los industriales y la principal entidad formativa de nuestra ciudad. Eran tiempos en los que aquello de la Investigación y el Desarrollo (I+D) sonaba a chino.
Por suerte, esta nomenclatura nos va sonando cada día más. El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) es el máximo exponente de la apuesta pública por el sector de la innovación y el desarrollo tecnológico. La presencia más que consolidada de la multinacional japonesa Fujitsu en el polígono Guadalhorce, es otro aspecto más que confirma esta tesis. Mayoral trabaja ya en el que será su centro logístico internacional y que a buen seguro traerá consigo lo último en tecnología.
Numerosos proyectos ilusionantes y prósperos encontraron su primera sede en el PTA, aunque otros muchos también sucumbieron a la dura realidad de la competencia y la competitividad empresarial de un mundo en el que cada vez es más difícil ser exclusivo y encontrar un lugar entre las necesidades del común de los mortales.
Pese a los avances, pese a los convenios y pese a las tímidas inversiones públicas en materia de I+D, da la sensación de que todo es insuficiente, o no le sacamos partido o por el contrario no sabemos vender que Málaga es pionera.
Reclamemos la excelencia. Situémonos en la vanguardia tecnológica e invirtamos en I+D para que nuestros polígonos entren definitivamente en el siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *